Viajar en Nueva York será más caro desde hoy

De manera progresiva entran en vigor las nuevas tarifas del transporte público en la Gran Manzana

Las tarifas del Long Island Rail Road subirán una media de entre el 8.2 % y el 9.3 %, dependiendo de la hora y la distancia del trayecto.

Las tarifas del Long Island Rail Road subirán una media de entre el 8.2 % y el 9.3 %, dependiendo de la hora y la distancia del trayecto.

Foto: AP
PUBLICADO: EST Feb 28, 2013 11:53 pm EST

Nueva York - Viajar en transporte público en la ciudad de Nueva York será más caro a partir de hoy, cuando de forma progresiva entren en vigor las nuevas tarifas de la Autoridad Metropolitana de Transportes (MTA) que ya han provocado el descontento de trabajadores y estudiantes que usan a diario trenes y autobuses.

A partir de hoy las tarifas en los ferrocarriles de los suburbios, el Metro-North y el Long Island Rail Road (LIRR), subirán una media de entre el 8.2 % y el 9.3 %, pues dependerá de la distancia y la hora del trayecto.

El pasado diciembre el consejo de dirección de la MTA votó a favor del aumento de los precios del metro, autobús, trenes y peajes a fin de ingresar $450 millones adicionales y hacer frente a su déficit presupuestario, y no descartó aprobar más subidas de tarifas en 2015.

Los usuarios de metro y autobús verán cómo se incrementa el precio de su billete el próximo domingo, especialmente aquellos que adquieran la tarjeta de transporte que permite realizar viajes ilimitados durante un mes, cuyo precio se incrementará de los $104 a los 112, un 7.6 % más.

Esta tarjeta suele ser adquirida por trabajadores, residentes y estudiantes que utilizan a diario el transporte público, por lo que serán los más afectados de esta subida, la cuarta en los últimos cinco años.

De hecho, el coste de la MetroCard mensual ha aumentado un 47 % en los últimos cinco años, pues en 2008 costaba $76.

"Es una medida cruel. Con los problemas económicos que tenemos y el poco trabajo que hay, esta subida es un inconveniente para todos los pasajeros. Podrían tener un poco de consideración", dijo Carmen, usuaria habitual del metro de Nueva York.

Los menos afectados sin embargo serán los turistas y usuarios ocasionales que compran billetes sencillos, que sólo han aumentado 25 centavos, y tarjetas semanales, que ahora cuestan $30, un dólar más.

Además, la bonificación que reciben los usuarios al recargar su tarjeta se reducirá al 5 % (desde el 7 % actual), pero estará disponible para cualquier persona que añada al menos $5 en una tarjeta, frente al mínimo actual de $10.

El domingo también subirán las tarifas de los peajes de los puentes y túneles gestionados por la MTA en la ciudad.

La subida de precios ha sido muy criticada por los usuarios, que consideran "injusto" que sean los más humildes quienes solucionen los problemas financieros del mayor sistema de transporte público de EE.UU.

"Cada vez que se aumenta un servicio como el del transporte se golpea a las familias de clase trabajadora que viven con un sueldo mínimo en una de las ciudades más caras del mundo", dijo el concejal dominicano Ydanis Rodríguez, que representa a la zona del Alto Manhattan, que tiene una elevada proporción de población hispana.

En este sentido, Rodríguez criticó que la MTA pretenda salvar sus problemas económicos "castigando" a las personas que viven con salarios mínimos y señaló que hay otras alternativas "más creativas" para hacerlo, como por ejemplo, la inclusión de más anuncios publicitarios en sus estaciones.

Para Mari Luz, que cada día coge el metro en el barrio latino de Harlem para llegar a su puesto de trabajo en el bajo Manhattan, el aumento de las tarifas es "injusto".

"En la medida que hay que apoyar la obra pública, también tenemos que recibir un buen servicio, y eso no ocurre ahora", explicó Mari Luz, pues en su opinión el servicio del metro el fin de semana es "caótico" con los retratos y la poca frecuencia de paso de los trenes.

No obstante hay otros usuarios, como la dominicana Teresa de Guzmán, residente del barrio de Washington Heights, que cree que la subida es "necesaria".

"Si quieres viajar tienes que pagar. Tampoco van a subirlo mucho. Me hace gracia que la gente se gaste el dinero en otras muchas cosas y que se queje con medidas como ésta", apuntó.

Pero para el concejal Rodríguez no importa la cantidad que se aumente porque "un centavo más, ya es un centavo menos que las familias tienen para sobrevivir".

Otra de las medidas aprobadas por la MTA para reducir los gastos de la compañía será la aplicación de $1 por cada tarjeta MetroCard que se expenda, con la que buscan incentivar la reutilización de las tarjetas y ayudar al medio ambiente.

No obstante los usuarios dijeron que solo es otra de las estrategias de la compañía para recaudar más dinero, por lo que a partir de ahora serán "más cuidadosos" con sus tarjetas y evitarán a toda costa pagar más.

Después de que la MTA aprobara este aumento de tarifas tan impopular, uno de sus impulsores, el expresidente de la MTA, Joseph Lhota, renunció a su puesto al frente de la compañía para aspirar a la candidatura republicana a las elecciones municipales de noviembre próximo.

La MTA atiende a una población de 14.9 millones de personas, y solamente la red de metro, que cuenta con 468 estaciones en los cinco condados, transporta diariamente a 5.5 millones de pasajeros.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

NOTICIAS