Los subsidios por alza en salario mínimo son injustos

PUBLICADO: EST Apr 16, 2013 12:01 am EST
Los cargos federales de corrupción presentados en los últimos días contra miembros de la legislatura estatal y el Concejo Municipal han sacudido la confianza en el sistema político.

Y con razón. Las acusaciones son muy graves y representan traiciones conmovedoras a la confianza pública.

Como dije en diciembre, poco después de la condena criminal de mi predecesor, la manera de restaurar la fe del público en el gobierno es a través de un servicio al pueblo honorable. Eso es lo que el pueblo espera y lo que merece.

Y mientras que los escándalos políticos han sido objeto de titulares, hay otras cosas que suceden en el gobierno que también necesitan atención urgente. Uno de ellos es el recientemente aprobado incremento en el salario mínimo del estado.

Se habla mucho acerca del "encogimiento de la clase media" en Estados Unidos. El Pew Research Center encontró que, desde el 2000, "la clase media se ha reducido en tamaño" y "ha disminuido su ingreso y riqueza." Según el estudio, el porcentaje de adultos estadounidenses de clase media disminuyó del 61% en 1971 al 51% hoy en día.

Durante los años 1960 y 1970, un solo trabajo de salario mínimo podría sostener a una familia de tres. El mismo trabajo hoy día no es suficiente para mantener a una familia por encima del nivel de la pobreza.

Pero nada mas hablar de elevar el salario mínimo se escuchan gritos de "mata- empleos" de parte de los republicanos, que dicen que las empresas tendrán que despedir a trabajadores para poder con el aumento salarial.

Lo que los republicanos del Senado finalmente aprobaron hace unas semanas es un aumento gradual a $9 la hora entre el final de este año y comienzos de 2016. Y no sin envolver como regalo nuestro dinero de impuestos y entregarlo a algunas de las empresas más importantes del mundo, como McDonald's y Wal-Mart.

Llámelo "welfare" corporativo o simplemente cosa de locos, pero no creo que deberíamos dar siquiera un centavo de nuestro dinero a una gigante empresa multinacional para ayudar a pagar una pequeña y gradual suba en el salario mínimo. Deberían ser los empresarios y no los contribuyentes quienes cubran el aumento de los costos.

El programa republicano tienta a los empleadores con subsidios entre los $1,500 y $2,800 por cada trabajador adulto al que sustituyen con un estudiante entre las edades de 16 y 19 años. Las empresas recibirán esta ayuda solamente al pagarles a los a jóvenes el salario mínimo y ni un centavo más. Si la empresa le paga a un adolescente más que el sueldo mínimo, pierde el subsidio

Tenga en cuenta que el 90% de los trabajadores que menos ganan en Nueva York tienen de 20 años para arriba.

Y así lo que este regalo a los empresarios acabará haciendo es dos cosas muy malas: llevará a la discriminación contra los trabajadores de edad; y hará que el salario mínimo sea el salario máximo para los adolescentes, independientemente de sus habilidades o experiencia.

Creo que este plan de "welfare" corporativo es una mala idea.

Afortunadamente, no soy el único que piensa así. Los liberales, conservadores, sindicatos laborales y los empresarios mismos creen que este plan tiene que ser aplastado antes de que comience.

Y eso es algo en lo que estoy trabajando. He introducido legislación para derogar este sorteo de impuestos.

Dejar que el histerismo triunfe sobre el uso de la razón cuando se trata de asuntos económicos, tales como el salario mínimo, es comprometerse a reducir nuestra clase media, extender la pobreza y amplíar la brecha entre los más ricos y los más pobres.

No hay otra explicación lógica para la locura económica que vemos desarrollandose en Albany.

No vamos a conservar una clase media, ni mucho menos hacerla crecer, si seguimos haciendo cosas que impiden que el trabajador salga adelante.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

NOTICIAS