Enséñales a comer vegetales según su edad

Crear el hábito en los niños de comer vegetales puede facilitarse si aplicas algunas dinámicas de acuerdo a su edad.

Los niños deben aprender a comer vegetales desde temprana edad.

Los niños deben aprender a comer vegetales desde temprana edad.

Foto: Agencia Reforma
PUBLICADO: EST Nov 21, 2012 1:08 pm EST

"Enseñarlos desde chiquitos", "evitar alimentos chatarra", "predicar con el ejemplo"... si los nutriólogos preguntan parece que todos los padres tienen claro qué deben hacer para acercar a sus hijos a los vegetales.

"El problema es que no saben cómo, se quedan pasmados cuando los niños dicen 'no me gusta'. Deben buscarse herramientas pedagógicas para lograrlo", aconseja la nutrióloga Georgina Gómez.

El estudio "Eating for Pleasure or Profit. The Effect of Incentives on Children's Enjoyment of Vegetables", realizado por la University College London, revela que hay dos caminos.

Primero, fomentar el conocimiento, que los niños sepan qué están comiendo y puedan presumir las propiedades de sus alimentos. Segundo, vender los vegetales como un placer nunca como una obligación.

Aprende a fomentar el consumo de vegetales según las edades de tus hijos.

De 2 a 4 años

-Incluye vegetales en todas las comidas. A esta edad es cuando se generan los hábitos alimenticios.

-Empieza por las verduras. Está comprobado que los primeros bocados son los más placenteros para el ser humano.

-Inicia con sabores sutiles. Espinacas, brócoli o chayote tienen texturas, aromas o sabores poco amigables para un primer acercamiento; opta por calabazas, jícamas, pepinos, zanahorias y jitomates que son más neutros.

-Predica con el ejemplo. A esta edad los niños son muy visuales y suelen comer por imitación. Mientras pasa tiempo con tus hijos consume vegetales y no olvides mencionar los beneficios de estos alimentos.

-Dáselos a desear. Es indispensable que los niños tengan idea de qué comerán, déjalos observar y explica, resaltando colores y formas.

De 5 a 7 años

-Aprende con ellos. Durante las compras tómate el tiempo de mostrarles a tus hijos todas las alternativas, deja que ellos elijan alguna. Al llegar a casa, repasa con ellos las propiedades de cada producto; el conocimiento incentivará el cariño.

-Pon las verduras a su alcance. Si es lo único que ven será lo que comerán, poner un tazón de jitomates cherry o zanahorias bebé en el refrigerador (en la parte superior y al frente) es una forma de lograrlo.

-Déjalos escoger. A esta edad debe experimentarse el poder de elección; permíteles hacer su propia comida. Pon bowls con verduras (50 por ciento), proteínas (20), oleaginosas (10) y cereales (10), así no estarás imponiendo el consumo de vegetales sino dando alternativas.

-No compres comida chatarra. Aunque parece una obviedad, muchos la pasan por alto. Entre menos acceso tengan los niños a ella será más fácil que elijan un plato de pepinos o zanahorias.

-Ponle cariño. Sirve y decora los vegetales de alguna manera atractiva, eso motivará a los pequeños a comerlos.

De 8 a 10 años

-Planten un huerto. Esta etapa es ideal para comprender cómo crece cada verdura y cuidar de ellas. Consumir los vegetales cosechados ayudará a que los niños les tomen cariño.

-No condiciones ni obligues. Con frases como "si no te los comes, no sales a jugar", "tienes que acabártelos todos" o "si no los pruebas, no sabrás si te gustan" no lo lograrás porque a esta edad los niños retan a la autoridad.

-Cocinen. Permite que la cocina sea su laboratorio; una forma de hacerlo es jugar "esto tengo, esto cocino": dales cinco ingredientes (en su mayoría vegetales) y déjalos inventar alguna preparación. Elige productos que den como resultado una combinación apetecible.

-Hagan un viaje culinario. Muéstrale a los niños distintas recetas que se hacen alrededor del planeta con vegetales y permite que elijan alguna para comer en la semana. Pueden establecer los viernes de cocinas del mundo.

-Rectifica el camino. A esta edad el niño debe elegir los vegetales por convicción, educación y costumbre, si no es el caso la única forma de llevarlo por el buen camino es eliminando por completo las alternativas de comida chatarra. Un mes bastará para crear el hábito.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

NOTICIAS