No auxiliar a desempleados afectaría a todo EEUU

Director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca urge acción a los congresistas

Gene Sperling, director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca.

Gene Sperling, director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca.

Foto: AP
PUBLICADO: EST Dec 20, 2013 12:39 pm EST

Washington - El Congreso debe extender los beneficios de desempleo a 1.3 millones de personas al regresar del receso en enero, porque la inacción perjudicará la recuperación económica, advirtió hoy el director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca, Gene Sperling.

Durante una conferencia de prensa telefónica, Sperling señaló que aunque ha habido mejoras en la economía, la tasa de desempleo se ubica en 7% y la de desempleados a largo plazo en 2.6%, y este no es el momento de privar a los desempleados de la “dignidad básica” de recibir subsidios de desempleo.

"Sería algo sin precedente e insensible ante la lucha y las necesidades de estas familias. Son trabajadores que han trabajado para el sustento de sus familias... perdieron sus trabajos por estar en el lugar equivocado, en el momento equivocado", subrayó Sperling, al advertir del impacto para estos trabajadores en plena época de compras navideñas.

La Cámara de Representantes entró en receso el viernes pasado y el Senado lo hizo hoy después de una serie de votos que no incluyeron la extensión de los subsidios para quienes llevan más de seis meses sin empleo y que en noviembre pasado conformaron el 37.3% del total de desempleados. Los beneficios de desempleo vencen el próximo 28 de diciembre.

Se prevé que el presidente Barack Obama hable del asunto durante una conferencia de prensa convocada para esta tarde, antes de que  viaje junto con su familia de vacaciones a su estado natal de Hawai.

"Esta no fue la gente que causó la crisis financiera; son víctimas de la crisis financiera", enfatizó Sperling, al señalar que si bien la economía continúa recuperándose "aún tenemos mucho camino que recorrer".

Sperling dijo en promedio los desempleados reciben un subsidio semanal de $360, "lo suficiente para arreglárselas", pero insistió en que la situación actual es una de las peores secuelas de la "Gran Recesión" de 2008.

La Administración Obama y grupos progresistas han advertido en días recientes que, además, otros 1.9 millones de trabajadores adicionales perderán los subsidios estatales en el primer semestre de 2014.

Michael Strain, analista del conservador American Enterprise Institute, recordó que si el mercado laboral estuviese en mejores condiciones no habría urgencia de extender los subsidios federales.

"No deberíamos permitir que caduquen porque sigue en pie la misma lógica que se usó para otorgarlos: el mercado laboral aún está en malas condiciones, la economía sigue débil, y el número de desempleados supera el de puestos vacantes... para los desempleados a largo plazo es mucho más difícil encontrar empleo que antes", dijo.

La tasa de desempleo es del 8.7% entre los hispanos y del 12.5% entre los negros. Un total de 4.1 millones de personas conforman las filas de los desempleados a largo plazo, según la Oficina de Estadísticas Laborales del Departamento de Trabajo.

Propuestas sobre la mesa

El líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid, dijo el jueves que la extensión de los beneficios de desempleo y el aumento al salario mínimo federal figuran entre las máximas prioridades de su partido en 2014.

Reid tiene previsto someter a votación para el próximo 7 de enero una medida bipartidista para extender por tres meses los beneficios de desempleo.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, apoya una prórroga de los beneficios de desempleo, a cambio de que los legisladores acuerden compensarla con recortes al gasto público.

Los demócratas apuestan a que asuntos económicos como el desempleo y el salario mínimo tendrán peso en las urnas en los comicios legislativos de noviembre de 2014.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS