Comparte en Facebook
"Cursos universitarios sobre "fin del mundo" están de moda en EEUU"

Cursos universitarios sobre "fin del mundo" están de moda en EEUU

Ya son varias las instituciones académicas que analizan la tan comentada profecía Maya

Sacerdotes y guías espirituales indígenas guatemaltecos descendientes de la milenaria cultura maya.

Sacerdotes y guías espirituales indígenas guatemaltecos descendientes de la milenaria cultura maya.

Foto: Archivo
PUBLICADO: EST Dec 1, 2012 3:26 pm EST

FILADELFIA - Este semestre, cuando el profesor en religión Stuart Charmé decidió impartir un curso sobre el fin del mundo, sabía que contaba con un anzuelo irresistible: El fin de la "larga cuenta regresiva" del Calendario Maya, el 21 de diciembre, al que se han aferrado muchas personas como una prueba de que se viene el fin del mundo.

Pero Charmé no tenía idea de lo que le esperaba en el siguiente par de meses: El cataclísmico huracán Sandy, un precipicio fiscal que algunos han llamado "deudarmagedón" y un creciente conflicto que involucra a Israel, el lugar donde los teóricos cristianos del fin de los tiempos creen que se iniciará el Apocalipsis.

"No me di cuenta de que este iba a ser el semestre más apocalíptico que ha habido", dijo Charmé esta semana a los estudiantes de la Universidad Rutgers-Camden (Nueva Jersey). "Si uno analiza lo que ha estado sucediendo en el mundo hoy en día como si estuviéramos a 30 días y contando, este ha sido un periodo realmente bueno. Y recuerden que malo es bueno para aquellos de mentalidad apocalíptica".

Y él no es único profesor que ofrece cursos sobre el "fin del mundo" este semestre, en teoría el último de la historia.

En Temple, el profesor adjunto Barry Vacker está impartiendo el curso "Medios, Cultura y el fin del mundo". Cada semana, los estudiantes exploran temas apocalípticos como la guerra nuclear, los zombis, los virus y gérmenes, y el calentamiento global.

"Analizamos por qué estas ideas proliferan con el tiempo", dijo, y la manera en que ofrecen escenarios hipotéticos que guían cierta conducta humana. Si el material nuclear cae en manos de terroristas, por ejemplo, podría estallar una guerra.

Este mes los estudiantes analizaron películas con temas apocalípticos y exploraron cómo se comparan con ejemplos de la vida real.

"He tratado de informar a los estudiantes sobre lo que es posible, probable, creíble e imposible", dijo Vacker.

En el campus principal de la Universidad Estatal de Pensilvania, el profesor de Historia de Latinoamérica Matthew Restall y su colega Amara Solari, una profesora adjunta de Historia del Arte y Antropología, han hecho equipo para impartir un curso, titulado solamente "El fin del mundo".

"No agregamos '2012' para contar siempre con la opción de impartir el curso de nuevo, en caso de que el mundo no se acabe", dijo Restall.

Pese a la "inminente ruina", los estudiantes deben estudiar, generar proyectos y tomar exámenes finales.

En Penn State, el examen final será tomado en víspera del Apocalipsis, lo que no deja a los estudiantes otra opción más que trabajar "hasta la misma noche en que se supone que el mundo termina", dijo Restall.

Los cursos resultaron bastante populares.

"Se saturó en dos horas", dijo Restall sobre su curso para estudiantes con alto promedio, que se llenó con 35 estudiantes. "Recibimos mensajes por correo electrónico durante semanas y semanas antes del inicio del semestre, de personas que preguntaban si aún había lugar".

Los estudiantes, por su parte, aseguran que el curso es uno de los más interesantes.

"Me resulta fascinante ver lo que hacen las personas para consolarse a sí mismas", dijo Bridgid Robinson, una estudiante de la carrera en Religión y Sociología de 23 años de Haddonfield, Nueva Jersey, en Rutgers-Camden. "Y es que la mentalidad apocalíptica, secular o religiosa, es sólo cuestión de consuelo o de la ausencia del mismo".

Will Wekesa, un estudiante de la carrera de Psicología y Enfermería, de 25 años, dijo haber visto todas las películas apocalípticas.

"Nunca había escuchado sobre una clase que pudiera enseñar eso", indicó. "Lo disfruto".

Pero ningún estudiante entrevistado "y mucho menos un profesor" dijo creer en la fecha de caducidad del 21 de diciembre.

"Nuestro primer proyecto trató sobre la profecía maya y de cierta manera lo desacreditamos", dijo Julie Zeglen, estudiante de último año en Temple, de 21 años y de West Chester.

Los mayas nunca predijeron el fin del mundo; es tan solo un punto clave en el calendario, dijo Restall.

Pero acotó que existe una ansiedad apocalíptica en la cultura occidental, que se remonta a varios siglos, en que la gente reacciona a los cambios a su alrededor prediciendo el fin del mundo. Internet ha causado un auge de estas especulaciones.

"En otros lados la gente no piensa en esto", dijo. "En mayormente en el mundo de habla inglesa".

Joseph Dougherty, un profesor de religión de la Universidad La Salle que imparte cursos en las Filipinas este año, respondió rápidamente a la pregunta de si sabía sobre algún curso sobre el "fin del mundo" ahí.

"Las Filipinas no participan en el fin del mundo", escribió, insinuando una excepción de una autoridad superior. "Tenemos un indulto del Papa".

Restall hizo notar que a lo largo de los años se ha hablado de muchos días del juicio final, y dijo que si no pasa nada el 21 de diciembre, "la gente comenzará a pensar de inmediato en la próxima fecha" o a filosofar que el 21 de diciembre es el inicio de un período de siete años al cabo de los cuales se acabará el mundo.

Estudiantes y profesores se están tomando a la ligera la fecha. Varios dijeron que piensan ir a fiestas "del fin del mundo".

"Tal vez llame a algunos amigos para que nos riamos juntos", comentó Samira Ford, estudiante de comunicaciones de 20 años.

Lea también "Sacerdote maya dice que en diciembre de 2012: 'Agarren su corazón'"

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh
Para ti Mujer

NOTICIAS