Scorecard

Roberto Clemente cambió la vida de fanático de El Bronx

De ser un recuerdo de la infancia para Danny Torres, se convirtió en una pasión que abrió puertas

La colección de artículos relacionados al pelotero Roberto Clemente cambió la vida de Danny Torres, quien posa aquí junto a su tesoro.

La colección de artículos relacionados al pelotero Roberto Clemente cambió la vida de Danny Torres, quien posa aquí junto a su tesoro.

Foto: Cortesía
PUBLICADO: EST Dec 28, 2012 12:01 am EST

NUEVA YORK — Si se trata de recuerdos de Roberto Clemente, Danny Torres tiene de todo: cajas de cereal, tarjetas, osos de peluche, discos, parches el número 21, fotos, documentos deportivos, amistades y hasta memorias.

"Tenía seis años cuando escuché que mi papá le dijo a mi mamá 'Clemente murió'", dijo. "Yo sólo sabía que Clemente era un pelotero. Sin embargo recuerdo a mi papá llorando en su cuarto con el periódico en las manos. Fue la primera vez que lo vi llorar".

Clemente murió el 31 de diciembre de 1972 cuando volaba en un avión cargado de alimentos a Nicaragua, donde más de 10,000 personas murieron y 400,000 más quedaron en la indigencia tras el terremotó que sacudió al país una semana antes.

Nace una colección

Pasaron casi 27 años para que de ese triste recuerdo naciera en Torres la afición a coleccionar artículos relacionados con el beisbolista, misma que suma alrededor de 300 piezas.

"En 1999 entré a Latino Sports en el Bronx y vi que el dueño tenía una sección dedicada a Clemente", comentó. "Fue en ese momento que decidí a comenzar mi colección".

Coleccionista desde pequeño, Torres vio en la historia de Clemente una oportunidad para además exaltar la vida de un atleta a quien considera ejemplar.

"Clemente era más que la típica estrella de béisbol", dijo. "Sus números dentro del terreno hablan por sí mismos, pero muy pocos atletas hacen lo que él hacía afuera de este".

De la vida y de la muerte

La colección creció en pocos años.

En ella se listan objetos como una alineación para un partido de 1971, un parche negro con el número 21 que utilzaron los Piratas la temporada siguiente a su muerte, la portada del Pittsburgh Post-Gazette del día en que los Piratas ganaron la Serie Mundial en 1971 y la portada de cuando se anunció su muerte.

Esta última es una pieza que no muestra a nadie, que tiene guardada dentro de un armario.

"La tengo como referencia pero no es algo que quiera mostrar en mi colección porque esta es para celebrar su vida, su persona y su labor dentro y fuera de los campos", dijo Torres.

En cambio, el coleccionista no contiene su ánimo cuando asegura que la pieza más importante de su colección tiene el toque personal de Roberto Clemente, literalmente.

"El 2006 fue el punto culminante porque obtuve mi primer y único autógrafo de Clemente", dijo. "No creo conseguir otro porque son demasiado caros. Es un programa de un evento de 1971 con su firma en ángulo".

Pasión que cambió una vida

Pero quizás sea algo más que suerte. Torres, quien es profesor de high school en el Bronx, se refiere a todos estos objetos como algo con mucho significado para él porque de ella nació su otra actividad.

"Esta colección es una extensión de mi vida", aseguró. "Lo que comenzó como una pasión por coleccionar memorabilia de uno de los más grandes peloteros puertorriquenos evolucionó en una carrera como periodista".

Como escritor, Torres ha escrito sobre los Mets y sobre Clemente. Esta última labor lo llevó a escribir el prólogo para la reedición de la biografía ¡Clemente!: El legado duradero (Clemente!: The Enduring Legacy, su nombre en inglés).

Su trabajo como periodista además le dio la oportunidad de conocer a Vera Clemente Zabala, viuda del pelotero y a quien cuenta como una amiga cercana.

Es así como este maestro de high school vive una pasión que transmite a sus alumnos, como él dijo.

"En mi vida sigo el ejemplo de mi finado padre, Manuel, y de Clemente quien transformó la vida de niños en Puerto Rico y el mundo entero", concluyó.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

NOTICIAS