Connecticut: bien hecho

PUBLICADO: EST Feb 25, 2013 12:01 am EST

La semana pasada hablé del riesgo de que autoridades estatales se involucrarían aún más en la aplicación de leyes federales para controlar la inmigración indocumentada.

Esta semana podemos celebrar una pequeña victoria. El estado de Connecticut ha llegado a un acuerdo para limitar su colaboración con las autoridades federales.

Se trata del programa federal Comunidades Seguras. Bajo este programa, el FBI y la agencia federal de inmigración (ICE) pueden insistir que las autoridades locales detengan a alguien por 48 horas aún cuando esas mismas localidades ya no tienen el derecho de detenerlo (porque la persona ya ha cumplido su condena o pagado su fianza). Esto les da a los federales la oportunidad de iniciar el proceso de deportación.

En principio, es una colaboración aceptable. Hasta los que se oponen a la deportación bajo casi cualquier circunstancia pueden estar de acuerdo con una regla que insiste que los que han cometido crímenes graves merecen no solamente ir a la cárcel sino que también ser expulsados si no tienen papeles.

Pero lo que también importa es la forma en la que se ha aplicado el programa. Y aquí es donde surgen preguntas serias.

Aunque el objetivo es de expulsar a los que han cometido crímenes graves, un número alto de los que terminan deportados son culpables de delitos menores. Muchos de los detenidos no aparecen ante un juez de inmigración. Solo una minoría logran conseguir un abogado.

Lo mejor que se puede decir del programa es que ha sido mal manejado. Pero es posible que detrás de esta mala gestión hay motivos más nefastos, como la de aumentar el ritmo de deportaciones para que Obama le pueda decir a los republicanos que está haciendo lo posible para controlar la inmigración ilegal.

Lo urgente es garantizar que Comunidades Seguras no sea un pretexto para acelerar las deportaciones sin los controles necesarios. El compromiso del estado de Connecticut es un paso en esa dirección.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

NOTICIAS