Reforma migratoria: de acuerdo sindicatos y negocios

Grupo bipartidista espera presentar un proyecto de ley, durante las próximas semanas.

Negocios y sindicatos detallan consenso sobre reforma migratoria.

Negocios y sindicatos detallan consenso sobre reforma migratoria.

Foto: AP
PUBLICADO: EST Feb 21, 2013 7:09 pm EST

WASHINGTON, D.C.- Como una señal de progreso importante. Así definieron ayer, los protagonistas en las negociaciones sobre una reforma migratoria, los principios delineados en un acuerdo entre sindicatos y negocios.

Es la primera vez, que ambos ponen algo por escrito. Un paso importante, considerando que en 2006 y 2007, el proyecto de ley fracasó, por diferencias irreconciliables. Ahora, en cambio, tras las elecciones, líderes obreros y empresarios, han debatido los pilares básicos para regular el flujo futuro de trabajadores.

Hoy, a través de una declaración conjunta, Thomas J. Donohue, CEO de la Cámara de Comercio de Estados Unidos y Richard Trumka, presidente de la AFL-CIO, informaron los puntos de consenso.

Entre ellos, se mencionó el acceso prioritario a puestos de trabajo disponibles para estadounidenses y un compromiso para mejorar la manera en que se distribuye la información sobre ofertas en ocupaciones de menor destreza.

También contemplaron la existencia de un nuevo programa de visa laboral. Según la declaración, este "no mantendría a todos los trabajadores en un estatus temporal permanente, proporcionaría movilidad y se ajustaría automáticamente conforme la economía se expanda y contraiga".

Finalmente, acordaron la creación de un departamento profesional dentro de una agencia ejecutiva federal políticamente independiente, como el Departamento de Estadística Laboral, para informar al Congreso y público, sobre mercados de empleo y demografía, determinando así, la escasez.

El acuerdo llega en un momento crítico. Sindicatos y negocios se habían autoimpuesto la meta de presentar un documento la semana pasada, al “Grupo de los ocho” -los senadores demócratas y republicanos, encargados de negociar un plan migratorio-.

Sin embargo, el plazo no se cumplió, levantando una gran especulación respecto al futuro de un proyecto de ley. "El motivo de este anuncio es que queremos dejar claro el compromiso de los sindicatos y empresarios con la reforma migratoria", dijo a La Opinión, Eliseo Medina, secretario tesorero de SEIU.

"No queremos que quede duda, de que nosotros no seremos un obstáculo en este camino", agregó.

El documento, sin embargo, carece de detalles esenciales para un proyecto de ley. No incluye números, ni una propuesta respecto a cómo operaría el sistema, para traer un flujo futuro de trabajadores funcional.

“Hemos negociado en base a intereses y no a números”, explicó a La Opinión Ana Avendaño, asistente del presidente y directora de inmigración y acción comunitaria de AFL-CIO.

“Concordamos en que el régimen actual no sirve, que la determinación de una cuota no debe estar establecida por motivos políticos, que necesitamos más datos para realizar las estimaciones”, aseguró.

Por otra parte, el acuerdo entre sindicatos y negocios, generó una serie de reacciones en el Congreso. El líder de las negociaciones por una reforma migratoria en el Senado, Charles Schumer (D-NY), aseguró que “este es un inmenso paso adelante. Aunque el diablo está en los detalles, en términos de dar contenido a estos principios, nuestro personal ha tenido discusiones muy productivas con ambos grupos esta semana”, declaró.

“Estamos esperanzados que se pueda lograr un acuerdo sobre una propuesta específica, durante las próximas semanas”, agregó.

Por su parte, el secretario de prensa del senador Marco Rubio (R-FL), Alex Burgos, dijo a La Opinión, que “es bueno que los sindicatos hayan reconocido la necesidad de tener un programa de visa para trabajadores con capacidades básicas, que funcione”.

“Este es un principio clave acordado entre el grupo bipartidista de senadores” [...] “Dado el apoyo de demócratas y republicanos, para un programa de trabajadores huéspedes, la persistente negativa del presidente en respaldarlo, es desconcertante”, agregó.

Avendaño recalcó que los principios no hablan de “trabajadores huéspedes”, sino de un programa de visa que no mantenga a los obreros en un estatus temporal por siempre, sino que sea un camino para permanecer en el país.

Fuentes en la Casa Blanca, confirmaron a La Opinión, que la Administración “apoya los principios presentados por sindicatos y negocios”, pero cuando el secretario de prensa Jay Carney, fue consultado al respecto, enfatizó que es “otra señal de progreso”, pero no emitió comentarios específicos, sobre los puntos enunciados en el documento.

Por su parte, el líder de la mayoría en la Cámara de Representantes, Eric Cantor (R-VA) se mostró cauteloso. “Aunque no concordamos con todos los aspectos, es alentador ver que los dos grupos están trabajando para encontrar soluciones”.

Negocios y sindicatos advirtieron que este es sólo el principio de las negociaciones y se comprometieron a continuar debatiendo. Además, especificaron que el trabajo del “Grupo de los ocho”, será esencial para determinar las cuotas, en el flujo futuro de trabajadores.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

NOTICIAS