Arquidiócesis de LA revela archivos de abuso sexual (fotos y video)

Feligreses tienen opiniones divididas sobre el castigo dado por la Iglesia Católica al Arzobispo Emérito Roger Mahony

Sobrevivientes de abusos sexuales y sus familiares protestaron  frente a la Catedral  porque consideran que no se han dado a conocer  todos los documentos.

Sobrevivientes de abusos sexuales y sus familiares protestaron frente a la Catedral porque consideran que no se han dado a conocer todos los documentos.

Foto: La Opinión Ciro Cesar
PUBLICADO: EST Feb 2, 2013 12:00 pm EST

Ante el anuncio que hizo el cardenal de Los Ángeles José H. Gómez del retiro forzado de las funciones religiosas y públicas del cardenal retirado Roger Mahony, los feligreses católicos tienen reacciones encontradas. Para algunos, Mahony se merece ir a prisión por encubrir a los curas pederastas; mientras que para otros, la decisión del cardenal Gómez es muy extrema.

El pasado jueves por la noche, la Arquidiócesis de Los Ángeles publicó miles de páginas de más de cien curas acusados de abusar sexualmente de menores de edad.

Existen documentos que indican que Mahony sabía que algunos de los sacerdotes bajo su comando abusaron de niños y niñas, y en lugar de denunciarlos a las autoridades, los curas fueron transferidos a otras iglesias en Estados Unidos y México.

"No somos nadie para juzgarlo (Mahony), sólo Dios y él saben qué es lo que sucedió y porque tomó esas decisiones", dijo Narciso Durán, quien acude con frecuencia a la Catedral de Los Ángeles y recibió la eucaristía directamente del cardenal por muchos años.

Durán considera que el daño ocasionado por los sacerdotes pederastas a la imagen de la iglesia católica aunque afecta hacia afuera, para las personas creyentes como él, no disminuye su fe en la iglesia ni cuestiona las decisiones de los jerarcas. Es más, Durán asegura que extrañará las misas que oficiaba el Cardenal Mahony.

Carmen Camacho, una inmigrante mexicana que diariamente acude a misa a la Iglesia Nuestra Señora Reina de Los Ángeles, aseveró que el único que puede juzgar es Dios.

"Es muy doloroso lo que está pasando. Yo rezo por las víctimas y pido que Dios le dé sabiduría a las personas que tienen que tomar decisiones… Espero en Dios que las cosas mejoren y que Dios remedie todos esos males", dijo Camacho.

Ella asegura que su mayor alegría es cuando acude a misa y recibe el cuerpo de Cristo, pero confiesa que aunque este escándalo la ha sacudido emocionalmente, no ha afectado su fe en la iglesia ni su confianza en los sacerdotes.

Pero no todos los feligreces piensan igual. Abraham Barrera, un agente federal jubilado, quien se identifica como un católico practicante, dijo él no se sentiría cómodo recibiendo la eucaristía de manos de Mahony y está a favor de que ya no oficialice misas.

"Aunque él (Mahony) no fue quien cometió los actos, él sabía lo que estaba sucediendo y decidió callar y encubrirlo. Eso es una mancha para nosotros los católicos", dijo Barrera.

Por su parte, algunos sobrevivientes de abusos sexuales y sus familiares protestaron ayer frente a la Catedral angelina porque consideran que monseñor Gómez aún no ha revelado todos los documentos relacionados con el encubrimiento de los sacerdotes violadores.

A Manuel Vega, abusado por el sacerdote Fidencio Silva Flores cuando él tenía entre 10 a 15 años de edad, le gustaría que en lugar de retirar a Mahony de la vida pública se le debería obligar a dar su testimonio a la Fiscalía sobre todos los casos de abuso que él encubrió.

"Queremos que (Mahony) diga la verdad. Sólo sabiendo la magnitud de todo lo que ha callado podemos hablar de justicia. Pero no es eso lo que estamos viendo, Mahony tiene un buen retiro", dijo Vega.

El ex arzobispo de Los Ángeles conserva su posición en el Colegio de Cardenales del Vaticano desde donde aún puede tomar decisiones, agregó Joelle Casteix, quien también es sobreviviente de pedofilia.

Para muchos sobrevivientes, el acceso a los archivos de personal que guardaba celosamente la arquidiócesis y que por orden judicial fue obligada a revelar es sólo una hebra de una madeja enredada que envuelve a la Iglesia Católica y sus sedes a nivel mundial.

"Yo le quiero preguntar a los católicos que aún siguen en esta secta religiosa, ¿qué van hacer para evitar más abusos? ¿Qué van hacer para que esto cambie?", preguntó públicamente frente a la catedral angelina el sobreviviente de abuso Jim Roberts.

El ex arzobispo de Los Ángeles desacreditado

Agrega un comentario

MÁS NOTAS