Amenazan con huelga en puertos de Florida

Los trabajadores que operan 15 puertos en la costa este dejaría de laborar a comienzos del 2013

El puerto de Tampa, en la Florida Central, sería uno de los afectados.

El puerto de Tampa, en la Florida Central, sería uno de los afectados.

Foto: Cortesía
PUBLICADO: EST Dec 27, 2012 3:28 pm EST

Orlando - Por lo menos 14,600 trabajadores de la Asociación Internacional de Estibadores (ILA) amenazaron con irse a la huelga al inicio del año 2013. Este sindicato opera en 15 puertos de la costa este de los Estados Unidos y el principal manejo de estos trabajadores es la operación de las grandes grúas pórtico.

Al día de hoy ninguno de los representantes de los puertos de altura de Florida, como el de Miami, Jacksonville y Tampa, han querido adelantarse en tocar el tema de una posible huelga cuando todavía existe el espacio del diálogo. Algunos expertos economistas han determinado que una huelga sería una catástrofe económica, ya que ocurriría en medio de lo que todavía se ventila en Washington el llamado "abismo fiscal" (fiscal cliff).

La mayoría de los puertos del este de los Estados Unidos son los responsables en descargar mediante las gigantescas grúas los contenedores que traen millones de productos ordinarios y de primera necesidad hacia la Florida Central.

El gobernador de la Florida, Rick Scott, se encuentra preocupado por la situación y el viernes pasado el mandatario envío una carta de tres paginas al presidente, Barack Obama, para que interceda e invoque la ley Taft-Hartley en caso de que ocurra la huelga. La ley Taft Hartley obliga a someterse a la ley federal de junio de 1947, que restringe las actividades y fuerzas de los sindicatos laborales. "Las consecuencias de una huelga en la Florida serían devastadoras para el estado de la Florida", escribió el mandatario.

Los efectos de una huelga no solo paralizarían los puertos, sino que más de 500,000 empleos directos e indirectos se verían afectados en la Florida y un colapso del valor económico de $59 mil millones a la economía del estado.

También se agrega la paralización del transporte de cientos de contenedores en barcos cerca de los puertos esperando luz verde para la descarga de sus productos.

Edgardo Pérez, dueño de la compañía de camiones United Transport en Orlando, dijo a La Prensa que ya se está avisando entre choferes a través de los radios aficionados de la posible huelga y se están preparando para lo peor.

Según Pérez, sería el comienzo de un año con un desastre económico en lo personal, ya que "el problema no solo sería en los puerto, sino que empieza a llegar al consumidor que va a buscar los productos importados de primera necesidad, como el arroz, azúcar, granos y legumbres, que de inmediato se van a ver afectados con la huelga", explicó.

"Ahí también estamos hablando del transporte en camiones, como es mi caso, de productos con caducidad que de no tener movimiento se desecharían en pérdidas millonarias. Fácilmente con una huelga de tres semanas las tiendas van a racionar los productos de importación y un lento movimiento de contenedores en tren", aseveró Pérez.

Según la Prensa Asociada, Puerto Rico sería el más afectado por la huelga debido al elevado número de productos importados a la isla. Para la isla se podría detener la llegada por barco de los productos de mayor consumo, algo que causaría un daño a las actividades económicas y el medio de vida de los puertorriqueños.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS