Comparte en Facebook
"Newtown se aferra a su Navidad"

Newtown se aferra a su Navidad

Tras la tragedia, las luces, campanas y regalos tienen para ellos otro significado

Addison Strychalsky, 2, de Newtown, Conn., juega con Libby, un perro utilizado como parte de una terapia en uno de los funerales.

Addison Strychalsky, 2, de Newtown, Conn., juega con Libby, un perro utilizado como parte de una terapia en uno de los funerales.

Foto: AP
PUBLICADO: EST Dec 24, 2012 10:45 am EST

NEWTOWN, Conn. — Campanas y luces y regalos: Esto siempre nos ha indicado que es Navidad. Pero este año, en este pueblo, las campanas sonaron para los funerales, las luces más brillantes son las que provienen de los satélites en los camiones de TV. ¿Y los regalos? Algunos en Newtown suguieren que los presentes y otros rituales quedarán fuera de esta época que debería ser de felicidad.

¿Alguien se podría imaginar celebrar Navidad tras el dolor que ha sentido esta ciudad tras el horror en la primaria Sandy Hook?

La respuesta, de alguna manrea, es sí. El espíritu de Navidad ha prevalecido, incluso aquí, donde la gente está viendo luces y escuchando las campanas de una manera que nunca ante lo habían hecho, y recordándolescuáles son los regalos verdaderamente preciosos.

Las muestras de cariño que siguieron a la tragedia han sido un regalo especialmente valorado.

Desde Alberta, Canadá, David Lenzi, un chófer de camión de carga, escribió que se tuvo que salir del camino cuando escuchó de la tragedia. Envió las condolencias a la ciudad, y agregó: "he escuchado reportes de prensa de personas quitando las decoraciones de Navidad. Les pido que no lo hagan". Y les sugirió que permitan que Navidad sea una celebración de las vidas que se perdieron y un "inicio de sanación".

Justo después del tiroteo, muchos optaron por apagar las luces navideñas que habían puesto a principio de diciembre.

Las luces en la casa de José Marin se apagaron y el hombre de nieve y el tren con el circo permanecieron a oscuras durante cinco días después de la tragedia. Su hija estaba en el mismo equipo de natación de uno de los niños que murieron en el tiroteo, pero las palabras del sacerdote en la iglesia de Santa Rosa de Lima, le convencieron de que debía encenderlas de nuevo porque no era justo para los otros niños. Luego su sobrina, de tres años de edad, llegó a verlos y ahí se dio cuenta de cuánto horror se había introducido en la celebración navideña.

Mike Zilinek, un bombero jubilado, de 72 años, que ha vivido en Newtown desde 1946, indicó que aún con el luto, está emocionado por la llegada de sus hijos y su familia para Navidad. "No nos vamos a rendir", dijo. "Tenemos que continuar".

Habrá 12 alrededor de su mesa, "tendremos una oración y un momento de silencio".

"No podemos perder también la Navidad", dijo Lisa Terifay, quien tiene dos hijos en la Primaria Sandy Hook que sobrevivieron. Su hijo está en primer grado. "Era la clase que sentaba a un lado para el almuerzo", dijo a través de las lágrimas. "Todos se fueron".

¿Cómo estar sufriendo y continuar?

"Te sientes muy mal porque no quieres continuar con tu vida y dejar a otros atrás", dijo Terifay. "Nunca vamos a dejar a esas familias solas. Serán nuestras familias para siempre", sostuvo.

Christy Hadgraft también está sufriendo. Su hijo, quien está en las Fuerzas Armadas de Estados Unidos en Alemania, pasará esta Navidad con ellos para ayudar a su pueblo a sanar. "Estoy muy contendo de verle pero me siento culpable porque él viene a casa, y hay 20 hogares, en los que sus hijos no van a llegar, o su madre, o sus amigas o su hermana", dijo llorando.

Este año, dijo, fue difícil incluso salir a compar cosas para el relleno, pero "tienes que forzarte para salir adelante".

Las donaciones, por supuesto, están en todas partes" botellas de agua en la estación de bomberos… pasteles horneados con amor… canciones cantadas por el coro que llegó de Alabama.

En Newtown General Store, su dueño Peter Leone reconoció que "en la mente de muchas personas no habrá Navidad este año". Y aunque han llegado de tipo de regalos –desde panecillos de Beverly Hills y aretes para las familias de las víctimas- la gente no siente el espiritu normal de Navidad. "Esto recrucede el sentimiento de angustia".

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh

NOTICIAS

Close Ad