Censo busca contar bien a hispanos en EEUU

El gobierno analiza cambios en el cuestionario para hacerlo más preciso.

La Oficina del Censo está preparando desde ahora el próximo conteo en el 2020.

La Oficina del Censo está preparando desde ahora el próximo conteo en el 2020.

Foto: Archivo / La Opinión
PUBLICADO: EST Aug 9, 2012 1:00 am EST

WASHINGTON, D.C.- Debemos actualizarnos para cumplir con las necesidades de minorías como la hispana. Ese fue el ejercicio que desarrolló ayer la Oficina del Censo, pensando ya en el conteo del año 2020, donde esperan mejorar la calidad de preguntas, sobre todo en el ámbito de raza y origen.

Una interrogante separada o combinada, para maximizar las respuestas de hispanos en el próximo censo. Esa es la variable que comenzaron a analizar expertos, luego de obtener los resultados de un cuestionario alternativo, para explorar la calidad de las respuestas entregadas por la población latina de Estados Unidos.

El trabajo involucró la realización de 500,000 entrevistas a nivel nacional, además de foros de opinión. El Censo encontró que una pregunta combinada sobre raza y origen, es más efectiva que una separada.

Mientras la interrogante combinada tuvo un índice de no respuesta cercano al 1%, la correspondiente sólo a la raza se situó entre 3.5 y 5.7% y la que se refirió sólo al origen hispano registró entre 4.1 y 5.4%.

"El reporte sobre la población hispana puede mejorar con investigaciones futuras. Recomendamos más tests para la pregunta combinada", aseguró Robert Groves, director de la oficina del censo.

Al ser consultados respecto a si el diseño de una pregunta combinada, versus una separada, podría impactar la participación de latinos en el conteo en 2020 o si de alguna manera, disminuyó la identificación de este grupo en 2010, el jefe de estadísticas raciales, Nicholas Jones, fue claro.

"La pregunta combinada está más en la línea con la forma en que los latinos se autoidentifican a sí mismos, pero esta aproximación no redujo las proporciones de hispanos en los resultados", aseguró a La Opinión. Es decir, no esperan que un cambio como este, tenga un impacto estadístico significativo, que implique una variación en el número de población hispana.

Más bien de lo que se trata, es de adaptarse a las necesidades socioculturales de los que participan en el conteo. "Las minorías están cambiando el perfil demográfico de este país y si no actualizamos las preguntas, no será un reflejo de lo que ocurre en Estados Unidos", explicó a La Opinión Roberto Ramírez, jefe de etnicidad en la sección de estadísticas, para la Oficina del Censo.

En este sentido, de acuerdo a los resultados del cuestionario alternativo, una pregunta combinada sería de mayor utilidad, para identificar el origen dentro de la población latina, es decir, por ejemplo, mexicano, cubano, chileno.

Por ahora, Jones adelantó que es prematuro especular sobre cómo serán diseñadas las preguntas en el cuestionario de 2020, pero insistió en que ahora es el momento de realizar este tipo de análisis.

Otro de los cambios importantes, que los expertos debatieron ayer, fue el uso de la palabra "negro". Dentro de las recomendaciones se sugirió su eliminación. Asimismo, consideraron la creación de categorías como árabes y nacidos en Medio Oriente.

En el último conteo, más de 21.7 millones (es decir 1 en 14) dieron respuestas complementarias con términos como "árabe", "haitiano", "mexicano" y "multirracial".

Para el 1 de abril de 2010, de las 308.7 millones de personas que vivían en los Estados Unidos 50.5 millones (16%), eran de origen hispano.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

NOTICIAS