El Congreso quiere quitarle dinero a mi familia

Familias de inmigrantes amenazados por el Congreso

PUBLICADO: EST Apr 24, 2012 12:01 am EST
Los políticos siempre dicen que están defendiendo los intereses de nuestros hijos. Pero, esta semana, varios miembros del Congreso están haciendo precisamente lo contrario.

Soy una madre trabajadora, y el año pasado recibí $1,700 a través del Crédito Tributario por los Niños del gobierno federal para ayudarme a cuidar mis dos hijas, de 15 y 17 años. Este crédito -que se ofrece a padres de bajos y medianos ingresos- fue una ayuda tremenda. Me ayudó a pagar mi arriendo y las cuotas mensuales a tiempo, y a comprar la ropa que mis hijas necesitaban para ir a la escuela. Sin ese dinero, no sé que hubiéramos hecho.

Esta semana, me enteré que el Crédito está siendo amenazado por Republicanos en el Congreso. Como parte de las negociaciones sobre el presupuesto federal, políticos antiinmigrantes han propuesto prevenir que los niños cuyos padres pagan impuestos con el número de identificación tributaria -en vez de un número de seguro social- reciban este beneficio. Ahora el comité más poderoso de la cámara de representantes, el Comité de Medios y Arbitrios, aprobó ese cambio. Si el Congreso entero aprueba este recorte, quitará el beneficio a 5 millones de niños, 4 millones de los cuales son ciudadanos.

Soy una inmigrante indocumentada, madre de dos ciudadanos estadounidenses, y pago impuestos. Como mis vecinos en Staten Island, por los últimos 11 años he pagado los impuestos sobre lo que he ganado trabajando en cosmetología. Como todo el mundo, también pago el impuesto sobre las ventas cada día cuando hago mis compras. Contribuyo porque deseo aportar a mi comunidad y apoyar al gobierno a educar a nuestros niños en escuelas públicas, pavimentar nuestras calles, y mejorar el sistema de salud.

Hay miembros en el Congreso que pretenden ignorar la contribución de mi familia a este país. Olvidan que los inmigrantes indocumentados están ayudando a que el sistema de seguridad social se quede a flote. Y nos echan la culpa por la crisis económica, aunque, en 2010, pagamos más de once mil millones de dólares en impuestos, mientras que corporaciones como GE no pagaron nada. Ellos mismos proponen reducir los impuestos de los ricos y las corporaciones.

No es justo. El Congreso debe rechazar este ataque a los inmigrantes que pagan sus impuestos y sus hijos. En Nueva York, nuestros representantes en la Cámara de Representantes deben defender nuestro acceso al Crédito Tributario por los Niños y mantener una posición firme en contra de esta amenaza a nuestra comunidad. Y los senadores de Nueva York, Chuck Schumer y Kirsten Gillibrand, deben de aliarse con los representantes para protejer nuestros derechos de ser tratados como cualquier otra persona.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS