Enredo de cuentas en juicio contra Espada

La fiscalía siguió incidiendo en su teoría de robo, fraude y malversación

El exsenador Pedro Espada y su hijo se enfrenta a un juicio por malversación de fondos

El exsenador Pedro Espada y su hijo se enfrenta a un juicio por malversación de fondos

Foto: Archivo
PUBLICADO: EST Apr 14, 2012 12:01 am EST
Brooklyn – El juicio federal contra Pedro Espada y su hijo Pedro G. Espada, se centró ayer en el testimonio de contables y preparadores de impuestos. Tres habían declarado al cierre de esta edición y comenzaba el testimonio del cuarto, en unas fechas de intenso trabajo para ellos que el fiscal bromeó si les llevaría al infarto no estar en sus oficinas. En una jornada sumamente técnica, con formularios de impuestos y legalismos la fiscalía siguió incidiendo en su teoría de robo, fraude y malversación. Mientras que la defensa lo hizo en que fueron víctimas de malos profesionales. A preguntas del fiscal Robert Burlingame el contable Howard Wistraud declaró como en septiembre 2009 Espada le contrató para enmendar su declaración del 2007 y hacer la del 2008. "Había una cambio de ingresos [más de $200,000]", que explicó por el uso para gastos personales de la tarjeta de la compañía y por cobro de per diem, vacaciones y horas extraordinarias acumuladas. En el contrainterrogatorio de Susan Necheles, abogada defensora, Wistraud asintió que Espada vino a su oficina porque no estaba seguro que sus impuestos se habían hecho correctamente y no quería que los gastos de campaña [al Senado] se cargaran indebidamente e incluso vino con un abogado para que indicara cuáles eran. Sobre el polémico cargo a la empresa del 100% del uso del automóvil, Necheles le cuestionó por qué no entró en especificaciones. "Eso es lo que hace un preparador de impuestos. Por eso él vino a usted y le pidió que hiciera las cuentas desde el principio". Wistraud admitió: "El problema es que había tantos temas que se me escapó". Con James Hurley, contratado en junio 2006, Necheles se centró en lo que calificó de negligencias que llevaron a su despido, como no tramitar el poder notarial que los Espadas le enviaron para responder al IRS.
Agrega un comentario

MÁS NOTAS