Comparte en Facebook
"Obama declara sus impuestos"

Obama declara sus impuestos

Obama difunde sus impuestos

El Presidente  aprovecha el receso legislativo para desplegar sus tropas a  favor de ley impositiva.

El Presidente aprovecha el receso legislativo para desplegar sus tropas a favor de ley impositiva.

Foto: AP
PUBLICADO: EST Apr 14, 2012 12:01 am EST
WASHINGTON, D.C.- A tan solo tres días de que se venza el plazo para que millones de estadounidenses paguen sus impuestos, el presidente Barack Obama ya hizo lo suyo. Él y la primera dama reportaron ingresos por 789,674 dólares durante el año fiscal 2011. En total, ambos pagaron 162,074 dólares en contribuciones, es decir, un 20.5% de sus ganancias.

La Casa Blanca presentó las cifras ayer a través de un blog. La familia presidencial entregó donativos por 172,130 dólares a 39 organizaciones de caridad diferentes, es decir, un 22% de sus ingresos.

En tanto, el Vicepresidente Joe Biden y su esposa Jill reportaron un ingreso de 379,035 dólares y pagaron 87,900 dólares en impuestos.

Las ganancias de la familia presidencial han descendido paulatinamente, desde que llegaron a la Casa Blanca. En 2009, por ejemplo, obtuvieron un ingreso de 5,505,409 dólares y pagaron 1,792,414 en contribuciones. La mayoría del dinero provino de las ventas de los libros del mandatario.

En 2010, en cambio, los Obama alcanzaron ganancias de 1.8 millones de dólares y contribuyeron con 466,104 dólares.

Los datos difundidos ayer llegaron en un momento político muy conveniente. El mandatario ha impulsado un intenso cabildeo público, para que el Congreso apruebe "la regla Buffett".

Esta consiste en elevar los impuestos hasta un 30% de las personas que ganen más de un millón de dólares anuales. Actualmente pagan un 18%. Mientras, las contribuciones de quienes alcanzan menos de 250,000 dólares anuales, permanecerían igual.

"Bajo la propuesta del Presidente, que incluye la expiración del recorte a los ingresos más altos y limitaciones en el valor de las preferencias tributarias para hogares de recursos vastos, él pagará más en impuestos, mientras se asegura que estamos recortando gravámenes para la clase media", explicó en una declaración el secretario de prensa de la Casa Blanca, Jay Carney.

Varios analistas han interpretado esta medida como una estrategia electoral, que pretende identificar al mandatario como el candidato de la clase media y a los republicanos como el partido de los ricos.

La campaña del Presidente ha aprovechado el receso legislativo para desplegar sus tropas a nivel local, a favor de la "regla Buffett". Esta semana, en Los Ángeles, la congresista Judy Chu (D-CA) unió fuerzas con Obama por América y líderes del Partido Demócrata en el sector, para incentivar a la población a que presione el Congreso.

Se espera que esta semana, el Capitolio someta el tema a votación, con escasas posibilidades de ser aprobado en la Cámara de Representantes, liderada por el congresista John Boehner (R-OH).

Un punto que no deja de ser curioso es que uno de los ejemplos que Obama ha usado hasta el cansancio, para impulsar el voto de la "regla Buffett" en el Congreso, es que el millonario Warren Buffett paga menos impuestos, en proporción comparativa con su secretaria.

Ayer, la Casa Blanca reconoció que el Presidente, paga una tasa menor de gravámenes (20.5%) que la de su secretaria, Anita Decker, quien gana 95 mil dólares al año.

La última encuesta nacional Gallup, realizada entre el 9 y 12 de abril a 1,016 personas mayores de 18 años, mostró que un 60% de los estadounidenses está a favor de la "regla Buffett" y un 37% se opone.

Pero la campaña fue incluso más allá. Ayer, el director de Obama por América, Jim Messina, dio un paso al frente y desafió al candidato republicano Mitt Romney, a entregar la información completa de sus declaraciones de impuestos actuales y pasadas.

"Todavía el gobernador Romney debe proveer sus declaraciones del período en que ganaba cientos de millones de dólares como un especialista en compra de participaciones de empresas o como gobernador de Massachussets, la experiencia que él dice lo ha calificado para ser presidente", aseguró Messina. "¿Qué es lo que tiene que esconder?", se preguntó.

El candidato republicano ha presentado las declaraciones de 2010 y un estimado de sus impuestos en 2011, donde se calculó que tuvo un ingreso de 20.9 millones de dólares y pagaría un 15.4% de en contribuciones.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh

NOTICIAS

Close Ad