Sobrevive de milagro a hundimiento

Un trabajador de la construcción que se hundió en una zanja de 10 pies -al colapsar la estructura en donde estaba montado- posiblemente laboraba en un proyecto sin permisos apropiados de la ciudad.

Lugar en construcción donde ocurrió el accidente.

Lugar en construcción donde ocurrió el accidente.

Foto: ZAIRA CORTES / EDLP
PUBLICADO: EST Mar 4, 2012 12:01 am EST
NUEVA YORK - Un trabajador de la construcción que se hundió en una zanja de 10 pies -al colapsar la estructura en donde estaba montado- posiblemente laboraba en un proyecto sin permisos apropiados de la ciudad. La víctima, un latino de 30 años, al parecer trabajaba en condiciones de riesgo y sin entrenamiento. Una fuente cercana al caso apuntó que la remodelación del área en donde ocurrió el accidente la mañana del viernes -ubicada en la calle 122 entre las avenidas Lexington y Park- se realizaba sin los permisos necesarios. La investigación del incidente está bajo responsabilidad de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional, OSHA, y el Departamento de Edificios, DOB. Solicitud de información a ambos departamentos no fue respondida de inmediato. Se espera que en próximos días las autoridades determinen en qué términos se realizó el proyecto de construcción; y si el trabajador laboró sin los estándares de seguridad que exige OSHA. Frank Dwyer, portavoz del Departamento de Bomberos, declinó revelar la identidad del trabajador; sin embargo, dijo que el hombre permanece en condición estable en el Hospital de Harlem. La víctima estará bajo supervisión médica por varios días. Bomberos de El Bronx, expertos en colapsos arribaron al lugar la mañana de viernes y las maniobras de rescate tardaron unos 90 minutos. Advirtieron que el hombre pudo sufrir una hipotermia. El sitio del dramático incidente es un jardín público bajo responsabilidad del Departamento de Parques y Recreación de la ciudad de Nueva York. No se logró obtener una declaración del departamento en cuestión. En el lugar, la mochila de mezclilla y los guantes de piel del trabajador permanecen sobre un asador de carne oxidado. "Sobrevivió de milagro", dijo el puertorriqueño José Rosas, un residente del área. "El muchacho trabajaba solo y tuvo mucha suerte de que sus gritos fueran escuchados". Vecinos dijeron que la víctima es un trabajador de origen mexicano, pero las autoridades no confirmaron esta información. "No escuché nada cuando se desplomó el pobre trabajador", acotó Wilson Cruz, trabajador de limpieza en un edificio cercano. "Es una bendición que esté a salvo". De acuerdo con el sitio web de OSHA, las caídas representan la principal causa de muerte en las obras de construcción. Según las cifras más recientes de la Oficina de Estadísticas del Departamento del Trabajo, 617 trabajadores murieron en caídas en 2009 en el país, incluidos 24 trabajadores del estado. Las normas de protección contra caídas de OSHA exigen, entre otras cosas, que los empleadores implementen programas de protección contra caídas, identifiquen las medidas de protección más eficaces para cada trabajo específico, y capaciten y equipen a sus trabajadores adecuadamente. Para denunciar incidentes en el lugar de trabajo, fatalidades o situaciones de peligro inminente para los trabajadores, puede comunicarse a OSHA al 800 321-6742. Hugo Frías, mexicano de 28 años y residente de El Bronx, expreso que "lo que ocurrió en El Barrio es una tragedia, pero también un ejemplo de que muchos arriesgamos la vida por un sueldo que realmente necesitamos".
Agrega un comentario

MÁS NOTAS

NOTICIAS