Niña dominicana sueña con ser escritora

Gana premio en un concurso de ensayo y espera convertirse en escritora

El orgulloso padre Rufino Araujo acompaña a su hija Alondra quien muestra su premio luego de participar con éxito en un concurso de ensayo literario.

El orgulloso padre Rufino Araujo acompaña a su hija Alondra quien muestra su premio luego de participar con éxito en un concurso de ensayo literario.

Foto: Humberto Arellano / EDLP
PUBLICADO: EST Mar 3, 2012 12:01 am EST
Nueva York - A sus 11 años Alondra Araujo sabe con certeza lo que espera de la vida: asistir a la universidad y convertirse en escritora. Para lograrlo, emprendió el camino encarando un desafío que siempre creyó que lograría vencer. La estudiante de la escuela I.S. X303 Leadership & Community Service, en El Bronx, decidió concursar en la cuarta edición del certamen 'Essay Contest', dirigido a alumnos de escuelas públicas de high y middle School. El concurso de ensayo convocado por Cablevisión el año pasado busca destacar el aporte de la comunidad latina en el país en el contexto del mes de la herencia hispana. Entre las reglas destaca la composición de un texto original no mayor a 500 palabras. Cablevisión lazó la convocatoria a 6,000 escuelas de siete estados, incluida el área triestatal de Nueva York. La pequeña Alondra compitió con 50 estudiantes de middle school, convirtiéndose en la gran ganadora. Obtuvo un premio de $5 mil en bonos de ahorro. La premiación se realizó ayer en el auditorio de su escuela. "Mi familia estuvo siempre ahí para apoyarme. Me dijeron que creyera en mi y al escribir el ensayo, pensé que yo ganaría", comentó Alondra con una gran sonrisa y muy segura de sí misma.

Una fiesta de sabores

La triunfadora explicó que al escribir su ensayo, pensó en el trabajo duro que sus padres realizan todos los días, además de inspirarse en la cultura y cocina de países latinoamericanos. "Ser latina es una fiesta de sabores y colores", acotó. Su padre, Rufino Araujo, de 65 años, dijo estar orgulloso de su hija, no por el premio económico sino por el éxito personal. "Ella puso mucho empeño en su ensayo durante una semana", recordó don Rufino. "Cuando lo término, fue con su hermana graduada de psicología para que lo corrigiera, pero ella dijo que el trabajo era brillante y que no había nada que mejorar". Don Rufino, un residente de 20 años de El Bronx, apuntó que la mejor herencia para un hijo es la educación. El padre de dos profesionales, indicó que interesarse en las actividades escolares es determinante. "La comunidad latina necesita más líderes y los padres debemos estar ahí para impulsarlos. Nuestra dedicación es el regalo más valioso", acotó Rufino. Martha Turner, gerente de Cablevisión Nueva York, resaltó que impulsar un futuro brillante para niños talentosos es una responsabilidad conjunta de padres, educadores, autoridades y empresas. Turner destacó la contribución de los latinos para el crecimiento del país. "Debemos enorgullecernos de que niños como Alondra empiecen a trazar un futuro esperanzador", acotó. Durante la premiación, Alondra leyó su ensayo ante sus compañeros de clase, su maestra Samantha Cato, la asambleísta Vanessa Gibson y la directora de la escuela Patricia Bentley.
Agrega un comentario

MÁS NOTAS

NOTICIAS