Comparte en Facebook
"Protestas por ataques a los trabajadores"

Protestas por ataques a los trabajadores

Conductores de la empresa Yes Car Service, se querellaron por las prácticas ilícitas de su empleador

Manifestantes protestan en el Bajo Manhattan contra las agencias del gobierno.

Manifestantes protestan en el Bajo Manhattan contra las agencias del gobierno.

Foto: José A. Rivera / EDLP
PUBLICADO: EST Mar 2, 2012 12:01 am EST
Nueva York.- Trabajadores, organizaciones comunitarias y activistas se dieron cita ayer frente al edificio de Inmigración, ubicado en el 26 de Federal Plaza del Bajo Manhattan, donde pidieron al fiscal general de la Nación, Eric Holder, poner un alto a los ataques a los trabajadores que se quejan ante agencias gubernamentales. La protesta surgió a raíz de las quejas presentadas por los conductores de la empresa Yes Car Service, quienes se querellaron por las prácticas ilícitas de su empleador, y en lugar de recibir apoyo, se vieron atacados y hostigados por los agentes federales que se supone han debido escuchar y procesar sus quejas, indicó el activista Adolfo López, de Justice Will be Served. "En el 2010, empleados de Yes Car Service, hicieron un reclamo ante el Departamento de Trabajo del Estado de Nueva York (DOL), por el no pago de salarios y horas extras que les adeudaba el dueño de la estación de taxi, Tony Lou. Después de la investigación el DOL, falló a favor de los trabajadores y Lou apeló la decisión. Después, los agentes han hostigado a los tres extrabajadores que testificaron, amenazándolos con llevarlos a prisión y deportación, a fin de forzarlos a retractarse de sus denuncias", comentó López. "Los tres exconductores fueron arrestados, uno de los taxistas estuvo en la cárcel durante un día, mientras que el tercer conductor permanece en prisión", agregó López. "Me detuvieron por 16 días, los agentes federales querían que me retractara de mis declaraciones", afirmó Gino Lim, el único conductor que estuvo presente en la protesta. Entre los manifestantes, en su mayoría asiáticos, se encontraba la costarricense Mayra Pérez, de 68 años, quien expresó que estaba apoyando a los trabajadores sin importar su raza ni su estatus migratorio. "Hay que denunciar a los empleadores abusadores porque nadie va a decir lo que está pasando en su trabajo por temor", señaló Pérez. Por otro lado el activista David Galarza, miembro de la organización Congreso Nacional Pro Derechos Puertorriqueños manifestó que es importante "que todas las comunidades estén unidas". El Diario/La Prensa trató comunicarse con el propietario de la estación de taxi Yes Car Service en Flushing, pero el empresario no devolvió las llamadas. Al cierre de la edición el procurador general de la Nación, Eric Holder, tampoco había respondido.
Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh

NOTICIAS