Comparte en Facebook
"Culpable hispano que empujó a mujer a vías del tren"

Culpable hispano que empujó a mujer a vías del tren

Esta foto de archivo se ve a un grupo de personas en una estación del subway de la Manhattan. Ayer, un hispano que estaba acusado de empujar una mujer a las vías fue hallado culpable y enfrenta 25 años de cárcel.

Esta foto de archivo se ve a un grupo de personas en una estación del subway de la Manhattan. Ayer, un hispano que estaba acusado de empujar una mujer a las vías fue hallado culpable y enfrenta 25 años de cárcel.

Foto: AP archivo
PUBLICADO: EST Feb 25, 2012 12:01 am EST
Manhattan – Culpable de agresión en primer grado declaró ayer el jurado a José Rojas, de 27 años, por haber empujado a Ute Linhart, 41, contra un tren de la línea R que entraba en la estación de la calle 28. En su tercer día de deliberaciones el jurado, que el jueves llegó a un punto muerto, solicitó se les leyeran las declaraciones de la víctima en las que esta descartaba que se hubiera tratado de un accidente: "Sentí como dos manos sobre mi espalda... un empujón muy fuerte… definitivamente nada que fuera accidental, declaró Linhart, de 41 años, directora creativa de una compañía de diseño de camisetas. Asimismo pidieron de nuevo las instrucciones legales sobre lo que constituye "intento" y "más allá de una duda razonable". A partir de ahí el jurado resolvió el dilema que había estado bloqueando su decisión: si Rojas tuvo intención de cometer el crimen o se trató de un accidente. Aunque descartaron el cargo más grave, intento de asesinato en segundo grado, optaron por el siguiente igualmente intencional y penado también con hasta 25 años. El juez Ronald A. Zweibel fijó para el 16 de marzo la sentencia. Según la ley se considera agresión en primer grado cuando con intención de causar daño a una persona se ven envueltos en una acción que puede causar un riesgo sustancial de muerte o daño. Para la agresión se utiliza un instrumento que de acuerdo a las circunstancias, en este caso el tren subterráneo, pudo causarla la muerte al empujarla contra el. La víctima, que golpeó costado del primer carro de tren, sufrió varias costillas rotas, se le perforó un pulmón, y varios huesos rotos en la cara y el cuello. El hecho de que hubiera bebido al menos cinco cervezas como mostró el video del establecimiento donde Rojas vio el partido de las selecciones mexicana y española, una posible intoxicación no exime de responsabilidad de acuerdo a la ley. El destino y la fatalidad hicieron que Rojas, que quería seguir tomando alcohol en Queens e irse en taxi, acabara en el tren en dirección a la calle 42 para trasbordar. Sin embargo, al llegar a la calle 28 Rojas decidió apearse y fue ahí donde su destino y el de Linhart se cruzaron. Los abogados de Rojas, Steve Ross y Roger Asmar se mostraron disgustados con el veredicto. "Afortunadamente encontraron que no tenía intención de cometer asesinato. Desafortunadamente encontraron intento", declaró Ross. Señalando que fue accidental no intencional Asmar resaltó: "Hay más de una duda razonable. Nadie le vio a nuestro cliente [empujar a la víctima] ¡fue un accidente!". Una mujer, que se identificó como amiga del acusado, comentó al borde de las lágrimas: "Estamos muy tristes, le conocemos y sabemos de lo que es capaz, él es una buena persona". Rojas trabajaba como cocinero de un establecimiento en Manhattan.
Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh

NOTICIAS