Lamento por Ed Koch, el alcalde que resucitó NYC (fotos)

"Ayudó a levantar a la ciudad en sus días más oscuros y prepararla para una recuperación increíble”, dijo el hoy alcalde Michael Bloomberg

En diciembre, cuando fue dado de alta del hospital, Ed Koch se mostró contento.

En diciembre, cuando fue dado de alta del hospital, Ed Koch se mostró contento.

Foto: Archivo
PUBLICADO: EST Feb 1, 2013 5:55 pm EST

Nueva York, 1 de Febrero - Nueva York y sus ciudadanos lamentan hoy la muerte del exalcalde Ed Koch, que se convirtió en un símbolo de la ciudad tras rescatarla de una grave crisis, y que murió esta madrugada a los 88 años de problemas cardíacos.

Koch falleció en el hospital Presbiteriano de Nueva York donde había vuelto a ser ingresado esta semana y su funeral se celebrará este lunes en una conocida sinagoga de la Gran Manzana, según informó su portavoz, George Artz.

El popular exalcalde neoyoquino será enterrado después en el cementerio de la Iglesia de la Trinidad, en el distrito financiero de Manhattan.

Koch rigió los destinos de la ciudad entre 1978 y 1989, un tiempo convulso al que la Gran Manzana llegó con serios problemas financieros que la habían llevado a un importante deterioro urbano.

Ed Koch, quien fue concejal y también congresista en Washington representando el distrito este de Manhattan, es recordado por su transformación de la ciudad, pero también por ser un político honrado que siempre decía lo que pensaba.

A Koch se le reconoce por haber salvado a la ciudad de una grave situación fiscal que se acercaba a la bancarrota en los años 70, y para ello no dudó en enfrentarse a los sindicatos de trabajadores municipales, uno de los puntos de apoyo más importantes del Partido Demócrata en Nueva York.

También se le atribuye el programa de construcción y rehabilitación de unas 200,000 viviendas que ayudó a transformar los barrios más deprimidos de la ciudad.

Sin embargo, los últimos años de su tercer mandato quedaron oscurecidos por los problemas de corrupción en algunos departamentos del Ayuntamiento (aunque no tuvieron relación con él), la epidemia de “crack” y la ola de delincuencia que trajo consigo, o el aumento de la violencia racial.

Estas disputas raciales contribuyeron a que Koch, hijo de judíos emigrados de Polonia a comienzos del siglo XX, perdiera en 1989 la elección primaria para un cuarto mandato frente a David Dinkins, quien fue elegido posteriormente el primer alcalde de raza negra que ha tenido Nueva York.

El actual alcalde, Michael Bloomberg, amigo suyo, dijo que “gracias a su liderazgo firme y decidido y a su responsable política fiscal, Ed ayudó a levantar a la ciudad en sus días más oscuros y prepararla para una recuperación increíble”.

“Era un icono de la ciudad, la salvó de la crisis financiera”, señaló un neoyorquino preguntado por la calle, mientras que otro apuntó que "nunca dudó en hacer lo que hiciera falta".

Por su parte, el presidente estadounidense, Barack Obama, dijo en un comunicado que Koch fue un “extraordinario” alcalde, de carácter “incontenible” y la “quintaesencia del neoyorquino” que ayudó a su ciudad a “renovarse” y dar una oportunidad a sus ciudadanos.

“Es difícil imaginar esta ciudad sin Ed Koch. Echaremos de menos su mente aguda, ingenio y dedicación absoluta a hacer de una gran ciudad la mejor del mundo”, dijo, por su parte, el fiscal general del estado, Eric Schneiderman.

La casualidad quiso que Koch, quien tenía problemas de salud desde hacía varios meses, muriera el mismo día en que otro símbolo de la ciudad, la estación de Grand Central, inicia los festejos por el centenario de su inauguración.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS