Guerreros de terracota en NY

Los  10  guerreros que se exhiben miden  más de 1,80 metros y pesan  270 kilos.

Los 10 guerreros que se exhiben miden más de 1,80 metros y pesan 270 kilos.

Foto: fotos Efe
PUBLICADO: EST Apr 28, 2012 12:01 am EST
Nueva York/EFE - Un destacamento de 10 soldados desembarcó en una exposición en Nueva York, en representación de un peculiar ejército formado por 8.000 guerreros de terracota con más de 2.000 años de antigüedad, cuya misión consistía en proteger al primer emperador de China en su vida de ultratumba.

"El rey Qin Shihuangdi unificó China, convirtiéndose así en su primer emperador, y él sabía el importante papel que desempeñó su poderoso ejército en este proceso, por lo que mandó construir otro análogo, de 8.000 guerreros, para que lo defendiera después de su muerte", explicó el comisario de la exposición 'Guerreros de terracota', Chen Shen.

La muestra, inaugurada en el centro Discovery Times Square, está compuesta por 10 de estos guerreros de más de 1,80 metros y 270 kilos, así como por unos 200 objetos que también fueron enterrados con el emperador, como herramientas, joyas, instrumentos musicales y figuritas.

Entre ellos destacan una veintena de piezas que nunca se han exhibido en Estados Unidos, como las puertas de una cámara funeraria de la dinastía Han, un 'Lai Ding' (utensilio de cocina) y un 'He' de bronce (una vasija para agua o vino).

Los 8.000 guerreros de terracota, uno de los más importantes hallazgos arqueológicos del siglo XX, fueron descubiertos en 1974 en la provincia china de Shaanxi, cerca de la tumba de Qin Shihuangdi, cuya construcción se prolongó durante 40 años, desde que el futuro emperador tenía 13, y en la que participaron 700.000 trabajadores.

El rey Qin vivió entre los años 230 y 221 a.C., y conquistó seis estados rivales, hasta fundar, a los 39 años, un imperio chino unificado, del que se proclamó el máximo dirigente y en el que estableció unas leyes y una administración que se perpetuarían durante los 2.000 años siguientes.

El emperador, según Shen, podría haber premiado a algunos de los soldados que le ayudaron a erigir su imperio replicando sus rasgos en los guerreros de terracota, que ordenó esculpir para que fueran inhumados con él y lo protegieran después de su muerte.

En la construcción de estas 8.000 figuras, de las que se han desenterrado 2.000, se implicaron más de 1.000 artesanos, y todas presentan unos rasgos diferenciados.

"No hay dos esculturas iguales, todas están hechas al detalle...", indicó Shen.

 
Agrega un comentario

MÁS NOTAS