Descrita como virtuosa la viuda del terrorista Tamerlan Tarnaeva

La mujer trabaja entre 70 y 80 horas a la semana, tiene talento para la pintura y quienes la conocen dicen que es muy agradable

Katherine Russell abandonó los estudios al casarse con el hoy fallecido Tamerlan Tarnaeva.

Katherine Russell abandonó los estudios al casarse con el hoy fallecido Tamerlan Tarnaeva.

Foto: AP / Katie Zezima
PUBLICADO: EST Apr 23, 2013 11:02 am EST

NORTH KINGSTOWN, Rhode Island, EE.UU. — Katherine Russell era una artista talentosa, una buena estudiante educada en la fe cristiana, hija de un médico suburbano. Después asistió a una universidad en Boston.

Años más tarde abandonó los estudios, se convirtió al islam y pasó a ser Katherine Tsarnaeva, esposa de un individuo que se convertiría en sospechoso de un ataque mortífero al maratón de Boston y objeto de una de las mayores cacerías en la historia de Estados Unidos.

Tamerlan Tsarnaev, de 26 años, y su hermano Dzhokhar Tsarnaev, de 19, de origen checheno, una región del sur de Rusia, son acusados de haber colocado dos bombas improvisadas con ollas a presión llenas de perdigones que al estallar mataron a tres personas e hirieron a más de 200.

Tamerlan murió durante un intento de fuga tras un tiroteo con la policía. Dzhokhar, que fue capturado cuando intentaba ocultarse en el interior de un bote en el patio de una casa en un suburbio de Boston y está hospitalizado, fue acusado el lunes de usar un arma de destrucción masiva para matar.

Las autoridades no han revelado un motivo, pero dos funcionarios estadounidenses, que hablaron con la condición del anonimato por no estar autorizados a discutir públicamente la investigación, dijeron a The Associated Press que las evidencias sugieren que los hermanos estuvieron motivados por una rama radical del islam.

Tsarnaeva, de 24 años, ha evitado la atención pública desde que se conoció su identidad el viernes. En las escasas ocasiones en las que ha salido de la casa de sus padres en Rhode Island lo hace vestida con la tradicional pañoleta musulmana cubriéndose la cabeza y se ha negado a responder preguntas.

Los que la conocen a ella y conocieron a su marido dicen que es una mujer muy agradable y dedicada al islam.

Tsarnaeva se crió con dos hermanas menores en North Kingstown, un pueblo rural a 90 minutos del departamento al que iría a vivir en Cambridge, Massachusetts, con su marido y su familia. Su padre, Warren Russell, es un médico cuya página en Facebook dice que se graduó en Yale. La madre de la mujer aparece en Facebook como trabajadora de una agencia de servicios sociales.

Tsarnaeva asistió al colegio secundario de North Kingstown donde se graduó en el 2007. En el anuario escolar de ese año dice que planeaba ir a la universidad y a los Cuerpos de Paz. Su profesor de arte durante cuatro años, Amos Trout Paine, dice que tenía talento para pintar y dibujar y que era una de las mejores estudiantes de la clase.

"La razón por la que la recuerdo es que era muy agradable y muy lista", dijo Paine.

Agregó que la joven tenía amigos, estaba muy integrada con los demás y no parecía interesada en la religión.

Ella fue a la Universidad Suffolk y Paine no volvió a verla. Dijo que le sorprendió saber que había abandonado los estudios.

La Universidad Suffolk dijo que Tsarnaeva asistió del 2007 al 2010 y estudió comunicaciones. Su abogado, Amato DeLuca, dijo que era estudiante cuando conoció a Tamerlan Tsarnaev en un club nocturno. Una amiga los presentó. "Salieron durante un tiempo, se dejaron de ver y volvieron a salir", dijo el abogado.

La muchacha no sabía nada sobre el islam cuando se conocieron, agregó. Pero ahora ella "cree en los principios del islam y en el Corán", dijo. "Ella cree en Dios".

La pareja se casó el 21 de junio del 2010 en una ceremonia practicada por el imán Taalib Mahdee, de Masjid al Qur'aan, en el vecindario bostoniano de Dorchester. En el certificado matrimonial el marido figura como conductor.

La pareja tuvo una hija y en el departamento familiar vivieron durante tres años la madre y el padre de Tamerlan -ahora divorciados- así como Dzokhar, dijo el abogado.

El abogado agregó que la mujer no tenía motivos para sospechar nada de su marido y se dedicaba a ayudar a la familia, trabajando de 70 a 80 horas, siete días por semana, como asistente de salud a domicilio. Su marido cuidaba de su hija cuando ella no estaba, dijo DeLuca.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS