Culpan a padres de niño que llegó armado a escuela en NY

Sin embargo, Deborah Farley, la madre del estudiante, es quien enfrenta cargos por posesión ilícita de un arma y por atentar contra el bienestar de un menor

Arma calibre .22 (arriba) que un niño de siete años llevó a su escuela en Queens. Otra arma de juguete también fue confiscada por la policía.

Arma calibre .22 (arriba) que un niño de siete años llevó a su escuela en Queens. Otra arma de juguete también fue confiscada por la policía.

Foto: DCPI
PUBLICADO: EST Jan 19, 2013 12:01 am EST

Nueva York — Mientras la madre del menor de siete años que acudió a la escuela el jueves cargando una pistola en su mochila, permanecía detenida, algunos padres consultados opinaron que las autoridades actuaron correctamente.

Deborah Farley, de 53 años, enfrenta cargos por posesión ilícita de un arma y por atentar contra el bienestar de un menor, después que ella misma le avisara al rector de la escuela sobre la pistola. El incidente dio lugar al cierre de la escuela primaria Wave, en Far Rockaway.

Para algunos padres de familia la responsabilidad de la situación que procovó el menor recae única y exclusivamente sobre Farley.

"Definitivamente la madre es la culpable porque es un niño de siete años. Obviamente esa arma le pertenece al papá o la mamá. Si tienen armas, como padres deben tener cuidado", dijo María Sánchez, madre de un niño de 14 y una niña de seis.

Ismael González, padre de un menor de ocho años, también considera que se debería castigar a los padres por poner en peligro la vida de otros niños.

"Los padres deben guardar el arma en un sitio seguro y bajo llave. Los pequeños pueden jugar con la pistola y hasta cometer un homicidio o desgraciar la vida de otro menor por un descuido de sus padres", indicó González.

Igualmente, Francis Medina, madre de tres niños, cree que los padres son responsables de los actos de sus hijos hasta que cumplan, por lo menos, los 16 años.

Mientras tanto, el padre del estudiante armado, Walter Orozco, de 55 años, defendió a su esposa y declaró en un medio local que su cónyuge es una buena madre. También dijo que su hijo, estudiante que cursa segundo grado, en cuya mochila encontraron una pistola y un cargador de balas, probablemente quería el arma para protegerse de atarcanes que lo acosaban en la escuela.

El padre sugirió que el arma pudo haber venido de otro hijo de su mujer. Por otro lado, la oficina del fiscal de distrito de Queens indicó, según reseñado por NY1, que Farley le manifestó a los oficiales que compró el arma y la colocó en la mochila del menor, pero que fue, por olvido, que no la sacó del bulto. De acuerdo con oficiales, la mujer dijo que sentía que necesitaba protección en su vecindario.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS