La última carta que dejó menor de 11 años antes de lanzarse por ventana

El caso de Diego González ha consternado a España y al resto del mundo

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue al Campeón de los Hispanos en Facebook
La última carta que dejó menor de 11 años antes de lanzarse por ventana
El retrato de Diego González que muestran sus padres. (Suministrada)

Diego González, un chico español de 11 años, se quitó la vida al arrojarse al vacío por una ventana del quinto piso de su hogar familiar tras dejar una carta a sus padres en la que explicaba que no soportaba ir más a la escuela.

Su madre encontró en una nota que decía “Mirad en Lucho”, su muñeco fetiche desde bebé. Ahí fue donde encontraron la carta que les había dejado.

La Policía rechazó que se tratara de un caso de ‘bullying’ y la juez de Instrucción 1 de Leganés se dispone a archivar la causa a pesar a la misiva del niño y al testimonio de varios padres que refieren problemas de acoso en el colegio.

Los hechos sucedieron el pasado 14 de octubre y, pese a la misiva del niño y al testimonio de varios padres que refieren problemas de acoso en el colegio, la Policía descartó que se tratara de un caso de ‘bullying’ y la juez de Instrucción 1 de Leganés archivó la causa.

Los padres han hecho público el caso ahora porque la justicia no siguió la investigación y quieren que se sepa la verdad.

Los padres de niño suponen que esto sucedió “porque no soportaba el colegio, la presión que tenía allí. En los últimos tiempos nada más que decía: ‘Mamita, yo no quiero ir al colegio’. Y yo le decía: ‘Pero hijo, si eres muy buen estudiante’. Y él: ‘Sí, pero no, no, no’. Y entonces yo le dejaba quedarse con el abuelo, y entonces se relajaba. El año pasado, después de Reyes, se quedó afónico cuatro meses, y los médicos me dijeron que el niño había sufrido un impacto. La Justicia va sólo a una parte concreta y lo demás se queda en el aire. El último día que le recogí en el colegio, el 13 de octubre, me decía: ‘¡Mamita corre, corre, corre! para salir pronto de allí, y yo le pregunté qué le había pasado, pero no quería contármelo. En las vacaciones de verano, en cambio, había estado feliz. Estuvimos en París, le encantaba estar reunido con toda la familia. Quería que este año fuéramos a Florencia, pero no ver Italia, sino por comer pizza, y ahora…”, declaró su madre al rotativo.

El texto de la carta de Diego

“Papá, mamá, estos 11 años que llevo con vosotros han sido muy buenos y nunca los olvidaré como nunca os olvidaré a vosotros. Papá, tú me has enseñado a ser buena persona y a cumplir las promesas, además, has jugado muchísimo conmigo.

Mamá, tú me has cuidado muchísimo y me has llevado a muchos sitios. Los dos sois increíbles pero juntos sois los mejores padres del mundo.

Tata, tú has aguantado muchas cosas por mí y por papá, te estoy muy agradecido y te quiero mucho. Abuelo, tú siempre has sido muy generoso conmigo y te has preocupado por mí. Te quiero mucho. Lolo, tú me has ayudado mucho con mis deberes y me has tratado bien. Te deseo suerte para que puedas ver a Eli.

Os digo esto porque yo no aguanto ir al colegio y no hay otra manera para no ir. Por favor espero que algún día podáis odiarme un poquito menos. Os pido que no os separéis papá y mamá, sólo viéndoos juntos y felices yo seré feliz. Os echaré de menos y espero que un día podamos volver a vernos en el cielo. Bueno, me despido para siempre. Firmado Diego. Ah, una cosa, espero que encuentres trabajo muy pronto Tata. Diego González”.

(Por Olivia Lazzaro)

Comentarios

Te recomendamos