Aprueban ley que protegerá a trabajadores de supermercados

La nueva norma evitará que los empleados sean despedidos automáticamente cuando cambien los dueños.

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue al Campeón de los Hispanos en Facebook
Aprueban ley que protegerá a trabajadores de supermercados
Trabajadores de supermercados
Foto: Gerardo Romo / El Diario

Nueva York- La quiebra de la cadena de supermercados A&P, que contaba con 52 tiendas en los cinco condados, dejó a miles de trabajadores en la calle. Sin embargo, una nueva ley aprobada este martes en el Concejo Municipal protegería a estos y otros empleados de quedar sin trabajo de un día para otro.

La Ley de Retención de Trabajadores de Supermercados crea un periodo de transición de 90 días cuando una tienda cambie de dueño. Durante este tiempo, la empresa no podrá hacer despidos. “Este es un gran día para miles de trabajadores en la industria de supermercados de nuestra ciudad, así como las comunidades y familias que dependen de ellos para sus necesidades nutricionales”, dijo el concejal Daneek Miller, quien preside el Comité de Servicio Cívico y Trabajo. “Cuando retenemos a nuestros trabajadores para que manejen frutas y verduras, aves y carnes, nos aseguramos que se preparen de manera correcta, con los procedimientos de salud y limpieza que corresponden”.

La ley sólo se aplica a personas que lleven al menos seis meses en la empresa.
La ley sólo se aplica a personas que lleven al menos seis meses en la empresa.

La ley se aplicaría a todos los supermercados que tengan al menos 10,000 pies cuadrados de área de ventas, y beneficiaría a más de 30,000 empleados. Se estima que dos tercios de los trabajadores son inmigrantes, muchos de ellos latinos. La protección, eso sí, sólo se aplica a personas que hayan trabajado un mínimo de ocho horas a la semana en promedio, y que lleven al menos seis meses en la empresa.

Un trabajador mexicano que prefirió no identificarse, y que lleva 10 años laborando en supermercados, dijo que el ritmo de es intenso. “Trabajamos largas horas durante el día en los supermercados, es como nuestra segunda casa, y cuando cambian los dueños muchas veces quedamos en limbo, sin saber que hacer, muy nerviosos sobre nuestro futuro laboral”, comentó el empleado.

Apoyo a los empleados

“Esto de despedir trabajadores cuando los supermercados cambian de manos se está haciendo una táctica muy común y hay trabajadores que han estado ahí por varios años. Los nuevos dueños traen gente de su confianza y de su nacionalidad”, dijo Carlos Mauricio Jiménez, miembro de Make The Road y del Comité de Trabajadores de Queens. “Sufren mucho los latinos, que ya tienen varios años en el país y que sólo se han dedicado a este rubro”.

Stuart Appelbaum, presidente del sindicato RWDSU, también aplaudió la legislación. “Los nuevos dueños no pueden simplemente botar a los trabajadores, algunos de los cuales han trabajado por años en esa tienda, en un esfuerzo por disminuir los sueldos”, dijo el líder sindical que representa a la industria del retail y de las ventas al por mayor. “Esta ley protegerá a nuestras comunidades, manteniendo a los empleados con experiencia, que conocen las técnicas de salubridad”.

De acuerdo a los políticos, la retención de trabajadores además ayuda a tener mejores índices de satisfacción de los clientes y, a largo plazo, disminuye costos a las empresas. “Estos cambios, ya sea por la necesidad de nuevos entrenamientos o por pérdidas de productividad, le cuestan a la industria de supermercados cerca de $5,000 millones al año”, explicaron los concejales en un comunicado.

“Los empleados de supermercados proveen un servicio valioso a sus comunidades y deben tener la oportunidad de mostrar su valor antes de peder su trabajo como consecuencia del cambio de dueño”, indicó en un comunicado la presidenta del Concejo Municipal Melissa Mark-Viverito.

La nueva ley beneficiaría a más de 30,000 empleados, la mayoría de ellos hispanos.
La nueva ley beneficiaría a más de 30,000 empleados, la mayoría de ellos hispanos.

Sin embargo, desde el rubro supermercadista rechazaron el valor de esta ley. “En mi opinión, si es que el empleado es bueno, siempre tiene su trabajo garantizado”, comentó Jaime Luna, administrador de un supermercado C-Town en Harlem. “Muchas veces, se cambia el administrador o una secretaria, pero al empleado bueno se le quiere”.

La Food Industry Alliance, agrupación que organiza a los supermercados, también rechazó esta normativa. “Esta legislación les indica a los potenciales compradores de tiendas, que típicamente hacen grandes inversiones y personalmente entran en deudas, a quiénes deben contratar”, dijo la organización en un comunicado. “Esta obligación, en nuestra perspectiva, aumenta las posibilidades del fracaso de los supermercados de barrio y crea un importante desincentivo a las compras… Los compradores no podrán traer a sus equipos para hacer mejoras y tener un mejor servicio y desempeño”.

 

Te recomendamos