Secuestro fiscal sería “devastador” para los neoyorquinos

Congresistas advierten que se verán afectadas las víctimas del huracán Sandy y los beneficiarios de la ley Zadroga, entre muchos otros

¡Muestra tu orgullo latino!

El Campeón de los Hispanos
Secuestro fiscal sería “devastador” para los neoyorquinos
En el orden acostumbrado, el senador Schumer, el presidente de la Asociación Patrolmen Benevolent, Pat Lynch; la senadora Gillibrand en el podio, la congresista Maloney y John Feal, presidente de la Fundación FealGood.
Foto: Suministrada / Oficina de la senadora Gillibrand

Varios congresistas y los dos senadores que representan a Nueva York piden al Congreso que llegue a un acuerdo antes del viernes para evitar el secuestro fiscal, ya que lo contrario dicen traería consecuencias devastadoras para el estado neoyorquino.

El secuestro fiscal -que entraría en efecto el 1 de marzo si la Cámara de Representantes no negocia otro paquete de medidas para reducir el déficit- supondría la implementación de recortes en varias áreas del estado, como la sanidad y la educación pública.

Además llevaría a recortar $3 mil millones en ayuda federal a las víctimas del huracán Sandy y $27 millones al programa James Zadroga, que otorga compensaciones a todos aquéllos que desarrollaron enfermedades después de participar en las tareas de reparación y rescate tras los atentados del 11 de septiembre.

“Nada ejemplifica mejor este intento desequilibrado de reducir el déficit que pedir a nuestro héroes que ya han sacrificado tanto que se sacrifiquen otra vez”, declaró la senadora Kirsten Gillibrand. “Nuestros héroes del 11 de septiembre que respondieron a la llamada del deber deberían ser tratados con la misma dignidad que nuestros veteranos”.

Gillibrand, el senador Charles Schumer y los congresistas Jerrold Nadler, Peter King y Carolyn Maloney, reclaman que los programas de salud destinados a los trabajadores del 11 de septiembre entren en la lista de programas federales de compensación inmunes a los recortes.

Comentarios

Te recomendamos