Jennifer López lucha por mantener unida a su familia

JLo mantiene una cordial relación con Marc Anthony por el bienestar de sus mellizos.

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue al Campeón de los Hispanos en Facebook
Jennifer López lucha por mantener unida a su familia
La artista trata de que los pequeños mantengan un contacto estrecho con Marc a través de videollamadas por internet.
Foto: AP / Archivo

La estrella del pop mantiene con su exmarido una cordial relación que se explica principalmente por el bienestar de sus mellizos, Max y Emme, a los que quiere evitar que sufran en exceso por la experiencia de su divorcio.

Aunque al mismo tiempo admite que a los niños les cuesta asimilar que sus famosos padres hayan puesto fin a su relación, la artista trata de que los pequeños mantengan un contacto estrecho con Marc a través de videollamadas por internet.

“Por supuesto que Max y Emme echan mucho de menos a su padre, la separación ha sido dura para todos nosotros y ellos no son una excepción. Pero tratamos de que la situación sea lo menos dolorosa posible y nos encargamos de que los niños hablen con su padre todo lo posible. Así que tratamos de comunicarnos por Skype [programa de videollamadas] siempre que podemos, y él trata de venir de visita cuando tiene oportunidad. No es fácil mantener una familia unida de este modo, pero hay que aceptar la realidad y por ahora lo sobrellevamos bien”, confesó la diva del Bronx a la revista HELLO!

Aunque recientemente Jennifer reconocía a su actual pareja, el bailarín Casper Smart, como su principal apoyo durante su difícil transición a la soltería, la famosa vocalista también acredita a sus dos mellizos como la principal fuente de energía que evitó que colapsara emocionalmente tras el fin de su matrimonio.

“Mis hijos siempre han constituido mi gran prioridad y eso es lo que te proporciona esa fuerza adicional que necesitas para seguir adelante. Cuando los tienes a tu alrededor, sabes que nada puede hacer que te hundas por completo, ya que debes mantener toda tu energía intacta para cuidar de ellos.

Una vez que se han dormido, puedes descansar y centrarte en ti misma, incluso para compadecerte y sufrir un poco. Pero a la mañana siguiente tienes que volver a la normalidad y adoptar la actitud de que todo está bien”, explicó.

Comentarios

Te recomendamos